Mi obra se vincula con lo efímero. Es así que la idea de cambio es el eje temporal y conceptual de mi propuesta artística. Fijo mi mirada sobre procesos, acontecimientos y espacios que se podrían definir como intermedios. Son intermedios en la medida que evocan una suerte de suspensión entre la forma y lo informe. Tomando el espacio intermedio como figura, intento interrogar la fuerza contradictoria y ambigua del proceso, buscando al mismo tiempo observar las dinámicas que se originan a partir de la tensión entre dos energías/fuerzas/modelos opuestos.

Existe en mi obra una insistencia permanente en los conceptos de modernización y modernismo, los cuales uso para evocar lo absurdo de los proyectos humanos y definir la Modernidad como un gesto primitivo que se repite en el tiempo.

Mi trabajo en video trata frecuentemente de contaminarse con experiencias artísticas menos estables, como el happening. Es así que busco en el video una dimensión transdisciplinaria, como lo podría ser el registro de una acción artística que se asimila al flujo de una ficción. Considerando el video como una forma de Gesamtkunstwerk, mi investigación se desarrolla buscando una forma de experiencia abarcadora.

Apelando a una forma de accionismo de baja intensidad, en mi práctica se vuelve frecuente el uso del happening para subrayar pensamientos y posiciones políticas. Siendo mi intensión, en todo caso, que tales acciones tengan una suerte de fricción con lo real.

Por otra parte, también me interesa el concepto de imagen latente, en tanto lo latente constituye una paradoja en sí mismo. Siendo una huella invisible, tiene la doble naturaleza de existencia e inexistencia. Además de representar, ante todo, una posibilidad.